FRATERNITAS ROSICRUCIANA ANTIQUA
www.fravenezuela.com
Revista Rosa-Cruz


Aula Madre "Luz y Razón"
Maestro Huiracocha
Maestra Yedosey
Revista Rosa Cruz
Trabajos Discipulares
Actividades Públicas
Contactos




 

 

Edición 3
  El Poder del Verbo
  Escrito por:
Blanca de Álvarez
.
Chacras, centros de energía
  Escrito por: Carmen Bermúdez.
  (
click para visualizar
artículo completo
)
Los tres grandes momentos
en el proceso de la creación

  
Escrito por: Kaled Yorde.
   (click para visualizar
artículo completo
)
 


Regresar a la sección Revista Rosa-Cruz
 

 


 


El Poder del Verbo
   Escrito por: Blanca de Álvarez

Sabemos que el ser humano está compuesto de millones de células, cada una de ellas es un circuito resonador, obedecen y determinan sus reacciones por el principio del pensamiento-vibración.

En cada ser hay una mente y una mente en cada célula, cada una cumple una finalidad distinta, a través de las funciones propias del organismo obedecen todas a una sola y misma inteligencia y vibran todas al sonido de nuestro verbo.
“En el principio era el verbo...”, Dijo San Juan, es completamente seguro que el verbo por virtud de la resonancia, tiene la propiedad de despertar lo que está latente en el ser y que al emitirse ciertos sonidos, ponen en vibración por resonancia los poderes ocultos en el fondo de nuestro subconsciente. Esta es la magia del verbo por la cual todas las cosas fueron hechas.

El sonido fundamental en la voz humana es el representado por la “A”; para emitirlo es necesario abrir la boca y hacer que el diafragma impulse el aire a través de la traquea.

 


Es el primer vagido que acompaña nuestro nacimiento y el último al despedirnos al morir. Cada letra pronunciada vibra fuera y dentro de nosotros. Pronunciar el nombre de un ser es atraer a dicho ser por medio de la evocación.

Cada palabra es lanzada por un pensamiento, porque el Logos es pensamiento y palabra unidos por ejemplo si vocalizamos el mantram “OM” que representa el nombre de DIOS, entonces lo atraemos a Èl.
Está comprobado científicamente que con la pronunciación de cada letra o sílaba, la sangre fluye a determinada parte del cuerpo.

 




Blanca de Álvarez

 


La vocalización de la vocal “I” vitaliza el cuerpo cansado y agotado por el exceso de trabajo, por la edad o por estados nerviosos. La “I” es la vocal que rejuvenece. Si respiramos profundamente y luego pronunciamos I I I I I I I......., sentimos que la sangre fluye a la cabeza y luego una vitalidad en todo el cuerpo.

Si vocalizamos le “E” pronunciando E E E E E E E ......., la sangre fluye al cuello, garganta y laringe. Si vocalizamos la “O” pronunciando O O O O O O O ......., la sangre fluye al corazón. Si lo hacemos con la vocal “U” la sangre fluye al vientre, estómago e intestinos. Cundo vocalizamos la vocal “A” la sangre fluye a los pulmones.

Quien practique metódicamente ejercicios respira-torios con la pronunciación de las vocales, podrá curar todas las enfermedades correspondientes a esos sectores.

La oración “YO SOY” puede ser un mantram muy poderoso si es vocalizado de la siguiente manera: Y Y Y Y Y O O O O O O O S S S O O O O O Y Y Y, sirve para las afecciones del corazón, para calmar los nervios, el dolor de cabeza, mejora la circulación de la sangre y elimina la arteriosclerosis.

 

 

www.fravenezuela.com

Concepto y diseño: Bachaco.com

M a r a c a i b o   -   V e n e z u e l a     /     2 0 0 5   (c)